GLUTEOPLASTIA CON PROTESIS

El principal objetivo de la prótesis glútea no es sencillamente aumentar, sino más bien y al mismo tiempo, modelar, redondear, firmar y rejuvenecer.

Uno de los mayores obstáculos para la popularidad de la cirugía de prótesis glúteas es la limitación que los cirujanos tienen en entender qué es posible conseguir con este tipo de implante, es decir, sobre la aplicabilidad y posibles indicaciones para su uso. El éxito de una operación comienza por la indicación adecuada de esta o aquella técnica.

A principio, el término “aumentar” las nalgas da una idea de “inflar”, es decir, sencillamente añadir volumen, sin llevar en consideración que la mayor parte de las remodelaciones glúteas se realiza mediante el aumento en áreas previamente escogidas de modo selectivo. Lo que se busca con el uso de prótesis glúteas no son nalgas “grandes”, sino bonitas y en equilibrio con el cuerpo en general – y en especial, con el contorno posterior. A semejanza de lo que ocurre con la mamoplastía de aumento, donde se busca como resultado mamas cónicas y proyectadas – pero no necesariamente grandes -, también en el uso de prótesis glúteas lo que se pretende con éstas es ofrecer proyección y formas redondeadas y no un sencillo – y a veces desorbitado – aumento de volumen.

Síguenos: Twitter | Facebook | Youtube
© 2015 Asociación Colombiana de Cirugía Plástica Estética. Calle 127 No. 19A – 28 Oficina 604. Teléfono: 322 420 3097. Bogotá, Colombia.
IDECEB